Yoga significa unidad. Y según la instructora de yoga Adriana Camargo, esta unión, en la práctica de personas que se gustan, se conocen y tienen una vida en común, ayuda a mejorar aún más la relación, el trabajo del cuerpo, la mente, la confianza, la intimidad y la libido. Es cierto que el ejercicio en pareja no forma parte de la práctica tradicional del yoga. Pero los ajustes son posibles. Por ello, en este San Valentín, Adriana enseñará, junto a su marido, el arquitecto Duarte Vaz, un ejercicio para realizar cuando acabe la práctica tradicional y antes de entrar en la relajación. Ver el video:

+ Yoga y feminidad: el equilibrio hormonal y energético de la mujer
+ Ejercicios para dos: el fitness también es un programa de San Valentín

 

 

Yoga en pareja para el día de San Valentín

Yoga en pareja para el día de San Valentín

– La práctica del yoga en pareja es genial porque estrecha aún más la relación. Llegas a conocer mejor el cuerpo de tu pareja, de lo contrario, a entender la cabeza, las inseguridades, los obstáculos de tu pareja. Esto crea una intimidad aún mayor, incluso en la parte sexual. La práctica individual del yoga en sí ayuda en esta intimidad, porque puedes trabajar mejor con tu energía, tu respiración y todas las contracciones musculares, incluidos los esfínteres. Puedes tener un mayor control de la contracción del suelo pélvico y tu práctica sexual mejora mucho. Hombres y mujeres son más capaces de sentir y generar placer para su pareja – explica Adriana, enfatizando que algunas posturas tienen su propia sensualidad.

Adriana Camargo y Duarte Vaz demuestran un ejercicio de yoga para dos – Foto: Archivo personal

Hacer yoga en pareja te ayudará a comprender mejor tus límites y los límites del otro, y esto funcionará no solo en el atractivo físico y sexual. Como enseña Adriana, el yoga para dos trabaja sobre la confianza en la pareja, además de toda la parte emocional.

– Dejas que el otro te guíe, que es un ejercicio de confianza en el otro y de autoconfianza. En el lado emocional, las conversaciones son más fáciles, puedes entender mejor por qué las facilidades y dificultades de tu pareja en relación a la dinámica de la relación. Y como no todos los días estás tan equilibrado en relación contigo mismo, la práctica en pareja te hace comprender mejor estos matices, tener una mayor sensibilidad en relación a los matices psicológicos de la pareja. Genera sinergia, sincronicidad – garantiza.

Yoga para dos obras confía en la pareja – Foto: Colección personal