¡Hola! Hoy vamos a hablar de los beneficios del yoga para la salud física y emocional de los más pequeños. Tanto para los niños mayores como para los más pequeños, la práctica del yoga les ayuda a conocer sus propios cuerpos y a encontrar el equilibrio tanto física como emocionalmente.

En el mundo actual, los niños y jóvenes sufren el estímulo de Internet y otros vehículos de comunicación, que generan innumerables expectativas y necesidades y provocan estrés. Incluso en la escuela, están sujetos a una presión mucho mayor y un alto grado de competitividad, lo que no era el caso hasta hace poco. Este conjunto de hechos conduce a una creciente dificultad de concentración y enfoque, ya que las personas de esta generación están cambiando sus vidas a una velocidad sin precedentes.

Hasta hace poco, el nivel de estrés se consideraba saludable en las escuelas y universidades. En las últimas décadas, los estudios muestran que este nivel ha aumentado tanto que los jóvenes de hoy forman parte de la generación más estresada del planeta. Si no se trata, esto puede derivar en problemas crónicos y en problemas de salud como dolor muscular, insomnio, ansiedad, depresión, hipertensión arterial y una caída del sistema inmunológico, además de permitir la aparición de problemas cardíacos.

Dentro de la familia, los adultos estresados ​​toman a los niños e interiorizan esta presión y se convierten en individuos inflexibles, con muchas expectativas y preguntas de las que ni siquiera son capaces de hablar. A menudo, estos temas quedan ocultos e incluso imperceptibles, ya que el niño, al querer complacer a sus padres, familia y sociedad, se camufla y trata de actuar de una manera más aceptable y socialmente adecuada.

Adriana Camargo y sus hijas, Clara y Melissa, haciendo yoga juntas – Foto: Divulgación / Fábio Kerr

La práctica del yoga ayuda mucho a mejorar esta situación e influye directamente en el aumento de la autoestima. Anima al niño a entrar en contacto con su respiración, su esencia y también a trabajar con la comunidad de forma no competitiva. Estos beneficios son tan importantes que muchas escuelas en el mundo ya tienen yoga en sus planes de estudio.

Al trabajar en la parte respiratoria, el yoga ralentiza el ritmo cardíaco y minimiza la ansiedad y el estrés. Para cada grupo de edad hay posturas y variaciones más apropiadas. En combinación con el ejercicio pulmonar, estas posturas influyen objetivamente en el equilibrio corporal y también calman la mente.

El yoga surge para niños y jóvenes como una herramienta poderosa y muy útil para afrontar las dificultades contemporáneas a la hora de trabajar en el equilibrio energético del cuerpo y la mente, reorganizando y armonizando las energías del ser humano. Responden de forma superior a este estímulo, y son capaces de entrar rápidamente en contacto con sus esencias, cuerpos, sentimientos e ideas, en el momento presente.

El yoga, al equilibrar las emociones a través del cuerpo y la mente desde afuera hacia adentro, les ayuda a comprender cómo funcionan como individuos únicos. Y los más pequeños usan herramientas sólidas para convertirse en personas más consistentes y seguras de sí mismas. Esto hace que sea más fácil lidiar con las dificultades y adversidades de la vida contemporánea y estructurarse para convertirse en personas sólidas.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link