Alimentación,  salud,  Sin categoría

Consume estos 7 alimentos y aumenta tu productividad en el trabajo

 

Todo el mundo sabe que la saciedad es esencial para poder concentrarse en lo que estamos haciendo. Pero, ¿las elecciones de alimentos marcan la diferencia en la calidad del razonamiento? ¡La respuesta es sí! Gracias a una combinación privilegiada de nutrientes, ciertos alimentos tienen la capacidad de proporcionar una dosis extra de energía e incluso ayudar a aumentar la productividad en el trabajo

¿Quieres saber cómo sucede esto y cuáles son esos alimentos? En este post, presentamos algunas de las delicias que pueden mejorar su desempeño profesional. Si quieres o necesitas ganar más, ¡no te lo pierdas!

 

¿Cómo influyen los alimentos en la productividad laboral?

La glucosa es el principal combustible para el funcionamiento del cerebro. Lo que marca la diferencia en la productividad es la forma en que se suministra.

En general, los alimentos ricos en proteínas magras, grasas saludables y fibra son opciones correctas porque son fáciles de digerir y no causan picos de insulina en el cuerpo. Prolongan la energía y la sensación de saciedad por más tiempo.

Además de aumentar la concentración, el buen humor, la motivación y la capacidad cognitiva, también reducen el cansancio, la ansiedad, el estrés y la irritabilidad.

 

¿Qué alimentos ayudan a optimizar el rendimiento diario?

Según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las personas con malos hábitos alimenticios reducen la productividad económica del país hasta un 20%.

Para no ser parte de esa estadística y dar un gas a la productividad en el trabajo, turbina tu cerebro con estos 7 poderosos alimentos!

 

1. Café

Pobre, expreso, italiano, no importa qué tipo de preparación: ¡el café es una bebida estimulante! Esto sucede gracias a la cafeína, que actúa como antioxidante.

Sin embargo, se necesita moderación. Según datos del Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, el consumo de hasta seis tazas al día no supone ningún riesgo para la salud. Mantente dentro del límite y da preferencia al café sin azúcar.

2. Frutas rojas

También llamadas bayas (término inglés para las frutas pequeñas y las cáscaras finas, que se comen enteras), las bayas son ricas en antocianina (pigmentos que dan color), vitamina C y ácido elágico, que tiene acción antioxidante.

Para reducir la fatiga, estimular las conexiones cerebrales y mejorar la memoria, incluye fresas, moras, frambuesas, arándanos y las exóticas bayas de goji entre tus frutas de cada día. ¿Quieres otro punto positivo? También se ocupan de la salud de los ojos, algo importante sobre todo para los que trabajan todo el día delante del ordenador.

 

3. Chocolate amargo

La principal materia prima del chocolate amargo, el cacao tiene buenas grasas y un alto contenido de antioxidantes. Por lo tanto, prefiero las versiones 70% o más intensas.

El consumo moderado – unos dos cuadrados al día – ayuda a producir endorfinas y serotoninas, haciendo que te concentres mejor en el trabajo, el humor y la sensación de bienestar. Esto se debe a los compuestos bioactivos presentes en el cacao, como la teobromina.

 

4. Plátano

Aliado para combatir el colesterol alto, el plátano es rico en potasio, fibra y vitamina B6. Otro aspecto destacado es el magnesio, que tiene una relación directa con la disminución de los niveles de cortisol (conocido como la hormona del estrés). Además, su ingesta aumenta la producción de adiponectina, una hormona que actúa en la absorción de glucosa y ayuda a equilibrarla en la sangre.

Para aquellos que están pasando por un proceso de pérdida de peso, no hay necesidad de preocuparse. Un plátano tiene aproximadamente la misma cantidad de calorías que una rodaja de manzana o de piña.

5. Salmón

El salmón es una fuente de omega 3 y de proteínas de alto valor biológico, que transportan los aminoácidos esenciales para que el cuerpo funcione en su forma más completa. Por lo tanto, su consumo protege el corazón y el cerebro.

Además, el pescado es rico en vitaminas del complejo B, capaces de aumentar los niveles de energía. Todo esto contribuye a mejorar la memoria, la capacidad de concentración y el razonamiento.

 

6. Brócoli

Brócolis é um dos alimentos que aumentam a produtividade no trabalho

Reconocido como uno de los alimentos medicinales más potentes, este vegetal es rico en ácido fólico y vitamina K, que ayudan a prevenir enfermedades degenerativas y a mantener el cerebro activo durante el proceso de envejecimiento.

 

7. Semillas oleaginosas

Las nueces, castañas, almendras y avellanas, entre otras semillas oleaginosas, son ricas en proteínas, antioxidantes, ácidos grasos (omegas 3 y 6), vitaminas E y B6 y otros nutrientes importantes para la salud cognitiva.

A pesar de las calorías, ayudan a controlar el apetito. Por lo tanto, su consumo moderado es más que indicado.

 

¿Cuál es la mejor manera de consumirlas en la vida diaria?

No es de extrañar, el desayuno es la comida más importante del día. Depende de ti garantizar la energía necesaria para que te despiertes y te ocupes del viaje diario. Es por eso que una taza de café temprano es una buena orden.

A la hora del almuerzo, caprichosa en calidad, pero no en cantidad. Las comidas pesadas causan somnolencia y perjudican la productividad. Un buen salmón al vapor con brócoli va bien.

La tarde es el momento adecuado para disfrutar del chocolate amargo, una porción de semillas oleaginosas, algunas frutas rojas o un plátano – opciones de aperitivos prácticos y vigorizantes. La cena puede ser muy ligera, ya que precede al merecido descanso.

 

¿Contribuyen también las actividades físicas al rendimiento profesional?

¡Absolutamente! Si el trabajo es apretado, no hay nada mejor que hacer ejercicio para ponerse al día. Las prácticas deportivas liberan respuestas hormonales que se convierten en verdaderas fuentes de fuerza física y mental para enfrentar la rutina diaria.

Y no pienses que es sólo yoga y meditación. Hacer ejercicios aeróbicos regularmente, como caminar y correr, ayuda a crear nuevas neuronas, mejora la memoria y aumenta la capacidad de aprendizaje.

Además de una dieta equilibrada y rica en alimentos que aumentan la productividad y la práctica regular de actividades físicas, llevar un estilo de vida completamente sano marca la diferencia en el rendimiento profesional. Por lo tanto, tome tiempo para descansar, pase el mayor tiempo posible en compañía de sus seres queridos, tenga uno o más pasatiempos, beba mucha agua y, sobre todo, ¡duerma bien!

Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales y ayuda a otras personas a mejorar su calidad de vida!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *