Una encuesta realizada por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) y recientemente publicada revela que, en 2050, la población anciana se triplicará en Brasil. Pasará de 19,6 millones en 2010, que representaba el 10% de la población total, a 66,5 millones de personas (29,3% de la población brasileña). La encuesta del IBGE también muestra que, en 2030, el número absoluto y el porcentaje de brasileños de 60 años o más superará el número de niños hasta los 14 años.

Serán 41,5 millones de ancianos, que representarán el 18% de la población, frente a 39,2 millones de niños, que representarán el 17,6% del total de brasileños. Las razones de este giro son la caída de la tasa de fecundidad y el aumento de la esperanza de vida en el país. Dada la estimación del IBGE, tenemos que repensar la forma en que vivimos la vida, además de cuidarnos no solo de vivir, sino con calidad.

+ El fortalecimiento aeróbico y muscular beneficia a los ancianos

La actividad física es fundamental para garantizar la calidad de vida en la vejez – Foto: Getty Images

En este contexto, no cabe duda de que uno de los principales motivos del aumento de la esperanza de vida está directamente relacionado con el aumento del número de personas que han crecido y envejecido con el concepto y la necesidad de ser más activas. Vale la pena mencionar, sin embargo, que esta porción todavía es baja, con resultados más expresivos todavía completamente posibles.

La práctica de actividad física, que para las personas mayores se inició solo por recomendación médica, para muchos hoy en día ya forma parte de un estilo de vida. Se trata de un público formado por personas que saben que el proceso de envejecimiento del cuerpo humano es inevitable, pero que, con el ejercicio, buscan formas de frenar o ralentizar, interfiriendo positivamente en este proceso.

La relación entre ejercicio físico y calidad de vida es total. Con los años, el metabolismo basal, que es la cantidad de energía que nuestro cuerpo necesita diariamente para sobrevivir, disminuye. El cuerpo comienza a funcionar de manera más lenta y menos eficiente. Los músculos, que son la principal fuente de consumo de energía del organismo, también se reducen de tamaño y, de esta forma, también se reduce el consumo energético.

+ 8 pasos para una nutrición adecuada en la vejez

Con la orientación adecuada, un anciano hace entrenamiento con pesas en el gimnasio – Foto: Getty Images

Este proceso conduce a una tendencia natural a acumular grasa en el organismo, que cada año necesita menos energía, pero que difícilmente se acompaña de una disminución del aporte calórico en la dieta. Para mantener alto el metabolismo basal, el fortalecimiento muscular es esencial. Garantiza los músculos con mayor volumen y activo, da más soporte a la estructura ósea, previene su desgaste y ayuda de una forma mucho más eficiente a la locomoción, el equilibrio y las actividades de la vida diaria en general.

+ Comenzar a entrenar en la vejez es posible

Este trabajo de fortalecimiento se puede realizar de varias formas. Hacer ejercicio contra la resistencia es la forma más eficaz. Los ejercicios con pesas, como en el culturismo, con resistencia de resortes, como ocurre en pilates, o incluso con resistencia del peso corporal son igualmente efectivos, ya que a los músculos se les exige un esfuerzo al que la persona no está acostumbrada en la vida diaria.

En este proceso, contar con ayuda especializada y calificada puede potenciar los resultados, minimizar el riesgo de lesiones, además de servir como motivación para que este grupo en crecimiento que ha pasado de los 60 años siga cada vez más la filosofía de que envejecer es más saludable.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Cristiano Parente es profesor y entrenador de educación física, elegido en 2014 el mejor entrenador personal del mundo en una competición internacional promovida por Life Fitness. Es CEO de Koatch Academia y World Top Trainers Certification, la primera certificación mundial para la actividad de educador físico – Foto: Arte Eu Atleta



Source link