hombre saltando en una caja de atleta (Foto: Istock Getty Images)El salto de caja es un buen ejemplo de un ejercicio pliométrico ampliamente utilizado (Foto: Istock Getty Images)

Los ejercicios pliométricos se reconocen como “saltos” de cualquier tipo. Saltos en el lugar, saltar la cuerda, saltar saltos, saltos de caja o incluso saltos de sobrecarga. Pero eso no es todo, como también lo son los lanzamientos, las carreras y los aterrizajes. Esto se debe a que requiere impulso, velocidad y fuerza de los músculos, tanto en las fases concéntrica como excéntrica para producir potencia. Cuando hablamos de movimiento, no podemos pensar en una sola dirección o plan.

+ El orden de los ejercicios interfiere con el resultado final del entrenamiento de fuerza

Saltar, saltar la comba, hacer saltos de tijera … Los ejercicios pliométricos te dan poder

Los movimientos naturales son multidireccionales y planos, como nuestro simple caminar. En este universo de movimientos y actividades, cualquiera que se elija, una cosa debe tener en común: el objetivo de fortalecerse. No tienes que ser fuerte como un culturista o un hombre fuerte, pero más fuerte que ayer, porque la tendencia natural de la vida es perder fuerza.

+ Tres opciones para que planifiques tu semana de entrenamiento en el gimnasio

En este sentido, la pliometría contribuye de varias formas:
aumento de la fuerza rápida o explosiva (también conocida como potencia)
aumenta la velocidad de reacción muscular
aumenta la reactividad del SNC (sistema nervioso central) mejora la absorción de impactos
aumenta la densidad ósea
estimula el fortalecimiento muscular
sirve de base para varios deportes
previene la osteoporosis
previene la osteopenia

+ Aprenda a salir de un estilo de vida sedentario y evolucione con su rutina de ejercicios

Mujer saltando la cuerda de un deportista (Foto: Getty Images)¿Qué tal saltar la cuerda? Habla en días alternos durante cinco a 10 minutos durante las primeras semanas (Foto: Getty Images)

Al igual que otros métodos de entrenamiento, el cuerpo necesitará una estimulación y recuperación adecuadas antes de que pueda tener lugar una nueva sesión de ejercicio. Existe riesgo de lesiones si no se observan las características e individualidades que pueden afectar el rendimiento. Puedes empezar haciendo pequeñas sesiones de cuerda, saltos o bromas.

+ Saltar la cuerda mejora la condición cardiorrespiratoria y quema calorías

Como sigue:
En días alternos durante cinco a 10 minutos en las dos primeras semanas. Hazlo por 30 segundos y descansa por un período igual o doble, dependiendo de tu condición física. Observa su evolución. Acorte su período de recuperación cada semana hasta que pueda hacerlo todo el tiempo sin descanso.

El entrenamiento pliométrico debe ser insertado en su programa de entrenamiento por un profesional capacitado y puede depender de adaptaciones y progresiones para que pueda disfrutar de los beneficios que este tipo de entrenamiento puede brindar.

¡Buen entrenamiento!

+ Controvertido, HIIT promete resultados con 20 minutos de ejercicio intenso

* La información y opiniones emitidas en este texto son responsabilidad exclusiva del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com

footer_especialista_Deborah (Foto: Eu Atleta | Arte | fotos: archivo personal)

DEBORAH POVOLERI
Educador físico postgrado en el campo de la aptitud y la salud con 15 años de experiencia en Brasil y en el exterior. Cuenta con certificaciones internacionales como CrossFit, HIIT, Body Systems, Fisio Ball, Fit Flex. Actúa como Head Coach de CrossFit y Personal Trainer.