El entrenamiento regular aporta varias mejoras en tu capacidad física, que son necesarias para el éxito en las pruebas que vas a competir. Pero cuando se acerca alguna competencia importante, es importante intentar descansar un poco más y acumular energía. A esto lo llamamos período de pulido y puede marcar la diferencia en su próxima carrera. En la práctica, esto significa llegar menos al tramo final de preparación y entrenamiento. Si pudiste trabajar en velocidad y resistencia en los momentos adecuados, tu cuerpo te agradecerá este refresco. Y el hecho de reducir tus entrenamientos probablemente hará que tu cuerpo se fortalezca, porque tus músculos tendrán más tiempo para recuperarse de los entrenamientos durante semanas y meses, tu cabeza descansará y, con eso, podrás almacenar más energía , aumentando sus posibilidades de competir con toda su fuerza y ​​llevarse bien. Dentro de una semana se llevará a cabo el Maratón Río 2020, en formato virtual por la pandemia del coronavirus, y con eventos de 5 km, 10 km, 21 km y 42 km. A continuación, damos consejos para el período de pulido de las dos pruebas más cortas.

+ Guía: 5 km en menos de 30 minutos

En la semana anterior a las pruebas, lo ideal es hacer entrenamientos más cortos y descansar más los músculos – Foto: Istock Getty Images

Algo entre cuatro días y una semana puede ser suficiente para acumular energía para una carrera de 5 km. Y en la semana de la carrera, puedes hacer un entrenamiento de velocidad hasta el martes o miércoles (si la carrera es el domingo). Trate de mantener la intensidad en este entrenamiento, pero disminuya la distancia recorrida y aumente un poco los intervalos. Si en una semana normal, por ejemplo, haces 12 o 14 x 400m, con un intervalo de 30 segundos, en esa semana de la carrera reduce a 8 o 10 x 400m, con un intervalo de 1 minuto. Y luego haz otra carrera de media hora o 40 minutos un par de días antes de la carrera.

+ Guía: prepárate en ocho semanas para correr 5 km

Una buena estrategia aquí es pulir una semana a diez días y llegar al final de la semana antes de la carrera con el pie en el freno. Si estás acostumbrado a correr entre 13 y 15 km los fines de semana, prueba a correr entre 8 y 10 km. Puedes usar la estrategia de hacer un entrenamiento de intervalos más cortos, como en el ejemplo que dimos anteriormente, en los consejos para los 5 km, preferiblemente hasta el martes o miércoles (con la prueba del domingo). Y otro entrenamiento de 40 a 45 minutos de una carrera cómoda durante la semana puede ser una buena idea para llegar bien descansado a la hora de inicio.

+ Guía: prepárate en ocho semanas para correr 10 km

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link