Hacer actividad física durante el embarazo no solo es muy bueno, sino que también lo recomiendan los médicos. Creo que ninguna embarazada iniciaría un entrenamiento de crossfit en este período, porque, además de ser intenso, hay algunos movimientos que son difíciles de realizar y este no es el mejor momento para aprender. Pero si la futura mamá ya practica la actividad y quisiera continuar hay algunas indicaciones a seguir y, por experiencia, puedo darte algunos consejos para que la actividad sea divertida, saludable y segura.

Lo primero que debe hacer es hablar primero con su médico. Él te conoce mejor y conoce tu estado fisiológico a través de los exámenes y puede autorizar la continuación de la actividad con las restricciones adecuadas. Como cada individuo es diferente, este cuidado es importante, porque es posible que algo en su capacitación deba ser diferente de otra madre, por ejemplo.

Natália espera su primer hijo – Foto: Archivo personal

+ ¡La diástasis tiene un camino! Los ejercicios en casa pueden resolver el problema.

Otra cosa a tener en cuenta es que esta es una fase de cambio constante y es importante que escuches a tu cuerpo. Los cambios como el sueño, los cambios de humor y los cambios de humor debido a cambios hormonales son normales y algunos días te sentirás más cansado o más dispuesto. Dicho esto, tenga en cuenta que su tiempo ahora es seguir moviéndose para que usted y su bebé estén sanos. Ningún intento de mejorar sus tiempos o romper récords personales en las encuestas olímpicas.

Fase más crítica para la formación. La placenta que sirve como barrera protectora no está completamente formada. Evite cualquier tipo de actividad que tenga impacto. Durante este período solo hice remo ligero (evitar correr) y no entrené ningún movimiento dinámico, como movimientos de limpieza y arranque o kipping. Me quedé con el yoga, sin giros de torso.

En el segundo trimestre volvemos a realizar algunos movimientos, pero aún así se evita cualquier movimiento que tenga riesgo de caída. Por ejemplo, comencé a correr muy liviano, pero no salto en la caja y la cuerda sube por el riesgo de caerme. Aquí, a pesar de poder poner un poco más de esfuerzo en los wods, por consejo médico, no debes aumentar tu frecuencia cardíaca a más de 140 lpm. Así que tuve que adaptar las cargas (de wall ball por ejemplo para que fuera más fácil) y hacer intervalos regulares en amrap wods, para que el ritmo no subiera demasiado. Mis entrenamientos son prácticamente de emom. Lo importante durante todo el embarazo es que hagas tus entrenamientos cómodamente. Siempre que necesite detenerse por un tiempo, no dude en hacerlo.

Otra precaución a partir del quinto mes son los movimientos con cargas dinámicas que requieren una gran flexibilidad. Por ejemplo, aunque es importante que las mujeres embarazadas se pongan en cuclillas (ayuda a abrir la pelvis y al bebé a encajar en el parto) no es muy recomendable hacer sentadillas pesadas con rebote, por ejemplo porque producimos más elastina: una proteína que ayuda a las articulaciones de la embarazada. para abrirse y, por tanto, tiene más flexibilidad. Si realiza movimientos dinámicos con cargas a plena amplitud, existe el riesgo de dañar las articulaciones de la madre.

+ El embarazo y el deporte pueden ir de la mano

Fase final en la que el peso de la madre ya estará actuando mucho en los ejercicios. Mantenga sus ritmos bajos, pero siga moviéndose. Algunos movimientos no serán realizados por mecánicos, la barriga ya será bastante grande. Evite los pesos que necesita para bailar el vals para evitar aumentar la presión intraabdominal. Algunos ejercicios necesitan ser adaptados y lo sabrás por el tamaño de tu barriga, sensación de cansancio o incluso comodidad.

Los bebés de mujeres embarazadas que hacen ejercicio son más saludables – Foto: IStock Getty Images

¿Qué adaptar? A continuación se ofrecen algunas sugerencias de ejercicios y sus adaptaciones:

Box Jump: sube y baja en la caja
Subidas por cuerda: filas de anillos o tirón estricto
Parada de manos: prensa de hombros con mancuernas
Correr y doblar bajo: remo
Burpees y flexiones: box burpees y box push-ups
Sit – ups: plancha o palo fuera de la prensa.

Hay varias razones para que sigas moviéndote y entrenando. Me gusta pensar que en Esparta, en la antigua Grecia, las mujeres embarazadas entrenaban para dar a luz guerreros y hombres fuertes que luchaban en el ejército. De hecho, creo que las mujeres que entrenan además de ser más saludables tienen bebés más saludables, más fuertes y quizás más inteligentes.

Pero está claro que la actividad física en esta etapa, te ayuda a dormir mejor, mejora tu estado de ánimo, aumenta la sensación de bienestar, ausencia de dolor de espalda, aumenta la disposición y controla el aumento de peso. También un solo hábito que puede ser el entrenamiento te ayuda a mantener otros hábitos saludables y beneficiosos para tu bebé, como comer alimentos más nutritivos, dormir más temprano, no beber, no fumar, etc.

+ 5 meses de embarazo, Argentina corre 50km y sube al podio

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Egresada de la Universidad de São Paulo, comenzó a entrenar crossfit en el primer box de Brasil en 2012. Se especializa en crossfit nivel 2, crossfit kids, gimnasia crossfit, gimnasia nivel 1 por la CWB y competidora de crossfit. Hoy maneja su propio box: CrossFit JB, en Río de Janeiro – Foto: Infoesporte



Source link