Cuando hablamos de actividad física para personas mayores, es importante, antes que nada, saber quién va a practicar la actividad la persona mayor. Es común que las personas pronto asocien el ejercicio físico para este grupo de edad con aeróbicos acuáticos, entrenamiento con pesas, caminar y pilates. Estas son actividades excelentes, pero también lo son otras. Pero el practicante puede haber sido un luchador y disfrutar de la pelea, o un corredor o nadador y preferiría volver a practicar estas actividades. Estas experiencias previas influyen mucho en la elección y el éxito de la actividad como promotora de calidad de vida. Lo más importante es tener orientación y saber cómo empezar.

+ Ejercicios para personas mayores: pilates y danza ayudan al equilibrio y al fortalecimiento muscular
+ Osteoporosis: causas, síntomas, diagnóstico, prevención y tratamiento

Las personas mayores pueden correr si siguen un plan bien orientado que respete y se mantenga al día con los desarrollos – Foto: Istock Getty images

Sucede que las personas envejecen y se sienten más solas y deprimidas hasta cierto punto. Una buena estrategia para evitarlo es la práctica de la danza, que es una actividad física que puede tener diferentes intensidades según cada una. Además de trabajar el cuerpo y la coordinación, los bailes son muy recomendables para socializar con otras personas.

¿Por qué no correr? Casi todo el mundo puede correr si sigue un plan bien orientado que respete y se mantenga al día con los desarrollos. No hay edad para empezar a correr, véalo como una oportunidad.

¿Vale la pena nadar? Sí, es una actividad muy segura con bajo riesgo de lesiones. También actúa sobre la coordinación motora y, principalmente, el ritmo respiratorio. Si el practicante ya tiene experiencia en el deporte, mejor aún. Los movimientos de crol, pecho y espalda están bien indicados y mueven la musculatura de forma global. No es necesario practicar la natación con mariposas, a excepción de las que están muy por encima del promedio.

+ Culturismo: experto reflexiona sobre el estigma de los ejercicios con pesas para adolescentes y ancianos
+ Un estudio muestra que el ejercicio físico “despierta” las células satélite y puede prevenir o retrasar la sarcopenia

Otra buena estrategia es practicar el entrenamiento con pesas, que en cierto modo puede ser una actividad salvaje, fácilmente ajustada para un trabajo específico en cualquier parte del cuerpo. A medida que se gradúan los pesos del aparato y las mancuernas, se puede hacer una progresión muy suave. Para los principiantes mayores, los dispositivos pueden ser más eficientes en ese primer momento. Pero con el aumento gradual de fuerza y ​​práctica, una buena sugerencia es hacer algunos ejercicios con peso libre también.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link