Alimentación

El aceite de coco en la dieta: vamos a descubrir 8 mitos y verdades para ayudarte

 

De vez en cuando un alimento aparece en el centro de los debates sobre la pérdida de peso saludable. El aceite de coco es uno de ellos, ya que se ha hablado mucho del producto tanto en el ambiente académico como en los medios de comunicación – es actualmente uno de los favoritos de los planes de alimentación. Sin embargo, no todo lo que se dice sobre los beneficios de usar el aceite de coco en la dieta es cierto.

Teniendo esto en cuenta, este artículo presentará 8 mitos y verdades más comentados con sentido común, ayudándole a comprender de una vez por todas cuáles son las verdaderas ventajas de este producto y cuáles no debe creer si quiere tener una dieta saludable. ¿Vamos?

 

8 mitos y verdades sobre el aceite de coco en la dieta de ejercicios:

1. ¿Pierde peso el aceite de coco?

Mito. No hay pruebas científicas que demuestren que el aceite de coco en la dieta adelgaza. Sin embargo, al ser más saludable que los aceites vegetales como la soja, la colza y el girasol, puede ser un aliado para una dieta equilibrada, aportando beneficios al organismo, entre los que se encuentra la pérdida de grasa.

Sin embargo, no sirve de nada cansarse del producto -ya que sólo se indican dos cucharadas al día- y no cuidar la dieta o hacer ejercicio regularmente. ¡El efecto puede ser desastroso!

 

2. ¿El producto ayuda a la saciedad?

Es cierto. El aceite de coco es rico en grasas saturadas – cerca del 92% de su composición – del mismo tipo presente en la manteca de cerdo, los huevos y el tocino. Este tipo de grasa tiene una digestión mucho más lenta que las otras y, por lo tanto, garantiza la saciedad durante más tiempo, inhibiendo la voluntad de comer todo el tiempo.

Gracias a esta mayor saciedad, el aceite de coco es ampliamente utilizado por personas que son adeptas a hacer dietas con poca ingesta de carbohidratos – bajos en carbohidratos – porque proporciona energía tanto antes como después del entrenamiento.

 

3. ¿Ayuda el consumo en la lucha contra el estreñimiento?

Cierto. Como cualquier otra grasa, el aceite de coco mejora el funcionamiento del intestino. Además de contribuir al mantenimiento de la flora intestinal, las grasas se mezclan con la comida y la torta fecal, facilitando el viaje a través de todo el sistema digestivo. Esto hace que el cuerpo absorba mejor los nutrientes, evitando el estreñimiento.

Sin embargo, cabe señalar que el exceso de aceite de coco puede tener un efecto mayor y puede causar diarrea.

 

4. ¿Puede este aceite reemplazar al aceite de oliva?

Mito. Con la popularización del aceite de coco y sus beneficios para la dieta, se ha hablado mucho sobre la sustitución del aceite de oliva por el producto. Sin embargo, podemos decir que son alimentos totalmente diferentes. El aceite de oliva es rico en Omega 3, que es responsable de regular algunas funciones del cuerpo. Va bien con los platos fríos y también se puede calentar, aunque no soporta tan bien las temperaturas altas.

El aceite de coco, por otro lado, no tiene Omega 3 y, al estar en el grupo de las grasas saturadas, se adapta mejor a los platos calientes que a los fríos. Por estas razones, no debe sustituir al petróleo, sino ser un aliado (con moderación) en una dieta equilibrada.

 

5. ¿Puede alguien consumir?

Mito. El aceite de coco no debe ser recomendado para personas con colesterol alto, problemas cardiovasculares o síndrome metabólico.

En esos casos, la persona debe evitar consumir el producto o buscar asesoramiento médico al respecto. Sólo una investigación más profunda es capaz de decir si puedes o no utilizarlo en tu dieta. En caso de duda, prefiera el aceite de oliva en las preparaciones, ya que el riesgo de causar cualquier problema es menor.

 

6. ¿Ayuda el aceite de coco a prevenir las enfermedades cardiovasculares?

Mito. Tan saludable como es comparado con otras opciones de preparación de alimentos, el aceite de coco es rico en grasas saturadas, las cuales, en exceso, pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Esto se debe a que los alimentos tienden a elevar los niveles de colesterol LDL (malo), mientras que no hay investigaciones que demuestren que elevan el colesterol HDL (bueno). El colesterol LDL alto aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y multiplica las posibilidades de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.

 

7. ¿Funciona en la prevención del Alzheimer?

Mito. Hay información de que el uso de aceite de coco en la dieta podría mejorar las funciones cognitivas, disminuyendo la posibilidad de enfermedades degenerativas en el cerebro, como la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, las investigaciones realizadas en este sentido no pueden considerarse concluyentes, ya que han sido probadas in vitro y con el uso de animales. Por lo tanto, debido a la falta de pruebas en humanos, no es posible afirmar con certeza si el producto ofrece algún tipo de beneficio en relación con esta enfermedad.

 

8. ¿Ayuda el producto a controlar el azúcar en la sangre?

Lo hace. El producto actúa controlando la descomposición de los carbohidratos en glucosa, lo que permite que el azúcar se libere lenta y gradualmente en el torrente sanguíneo. Además de controlar el efecto glucémico de los alimentos, también contribuye a la regulación de la insulina.

Para aquellos que buscan perder peso y obtener mejores resultados con la dieta esta propiedad es de gran importancia, ya que variaciones muy grandes en el índice de glucosa en la sangre alteran el mecanismo que libera la insulina, aumentando el apetito y la predisposición a desarrollar diabetes y a acumular grasa en la región abdominal.

Como hemos visto, incluir el aceite de coco en su dieta tiene ventajas para su salud y le ayuda a alcanzar su objetivo de pérdida de peso. Por lo tanto, debemos tener en cuenta que ningún alimento debe ser considerado un verdadero milagro, así como podemos convertirlo en villanos por sus posibles efectos negativos.

En general, lo indicado es buscar siempre la ayuda de un nutricionista, porque sólo él es capaz de decir si un determinado producto funciona o no para tu cuerpo y si puede ser un aliado para que conquistes el cuerpo de los sueños.

Entonces, ¿qué piensas del aceite de coco? ¿Lo has usado en tu dieta? ¡Deja tu comentario contándonos tu experiencia!

</lang=”es”>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *