Es un juego de niños, pero también puede ser un entrenamiento serio. Muy utilizada en el crossfit y entre los boxeadores, la cuerda es un ejercicio eficaz para quienes quieren adelgazar, ganar acondicionamiento físico, agilidad, equilibrio, coordinación motora o simplemente mejorar la salud. Lo mejor de todo es que saltar la comba no requiere mucha estructura, al contrario. Solo necesitarás una cuerda, una zapatilla y cualquier espacio.

+ ¿Quieres divertirte y quemar calorías? ¡Aprende a saltar la cuerda!

El primer paso es elegir una cuerda adecuada a tu altura y unas zapatillas con amortiguación por el impacto con el suelo. Los principiantes deben comenzar con 10 minutos de actividad y aumentar gradualmente de acuerdo con la mejora en el acondicionamiento. Y no se trata solo de saltar. La cuerda se puede utilizar como soporte para otro tipo de ejercicios. Consulta a continuación una secuencia sugerida por el entrenador personal Ingred Menezes.

1. Corre en el lugar para calentar

Posición inicial: de pie, brazos pegados a los lados del cuerpo y en dirección opuesta a las piernas.

Ejecución: simular una carrera en el lugar. Al levantar una pierna, levante simultáneamente el brazo del lado opuesto.

Frecuencia: Realiza este movimiento durante 30 segundos, tantas veces como puedas, respetando el límite de tu cuerpo.

– Foto: Leo Cordeiro

Posición inicial: pies alineados y los extremos de las cuerdas en las manos.

Ejecución: inicia los giros y saltos con movimientos sencillos. Cuando la cuerda toque el suelo, salta sobre ella.

Frecuencia: Realice tantos saltos como pueda en un minuto.

– Foto: Leo Cordeiro

3. Rígido unilateral con cuerdas en las manos

Posición inicial: de pie con los pies alineados en paralelo, mantenga la columna erguida, el abdomen bien contraído y los brazos extendidos por delante de su cuerpo sosteniendo la cuerda doblada en el medio.

Ejecución: Balanceándose con una pierna, flexione el torso hacia adelante mientras levanta la otra pierna hacia atrás y hacia arriba, con la punta del pie hacia abajo. Vuelve a la posición inicial sin tocar el suelo con el pie.

Frecuencia: hay 10 movimientos con la pierna derecha y otros 10 con la pierna izquierda.

– Foto: Leo Cordeiro

Posición inicial: de pie, de rodillas hacia adelante y de puntillas en la misma dirección. Mantenga su cuerpo alineado sin inclinarse hacia adelante.

Ejecución: adelantar una pierna simulando un paso. Al mismo tiempo, sostenga la cuerda doblada y extendida sobre su cabeza. La pierna que está detrás no puede tener la rodilla tocando el piso. Flexione la pierna en un ángulo de 90 grados. Luego cambia de pierna.

Frecuencia: hay 10 movimientos para cada pierna.

– Foto: Leo Cordeiro

Pruébelo usted mismo, en casa o incluso en la calle. ¡Buen entrenamiento!



Source link