¡Hola! Estamos en un momento en el que no podemos descuidar el equilibrio físico y emocional, ¿verdad? Así que hoy voy a tratar con una herramienta poderosa: ¿has oído hablar de los mudras? ¡Vamos allá! Los mudras (pronunciado mudraa) son gestos que se hacen con los dedos junto con la respiración para aumentar el flujo de prana en el cuerpo. Según las antiguas escrituras indias, el prana es la energía vital que impregna el cosmos y que absorbemos a través del aire. Por lo tanto, los mudras sintonizan el microcosmos de nuestro cuerpo con las principales energías presentes en el universo.

+ Yoga y la nueva rutina: conoce a Samtosha, precepto de la alegría
+ Respirar yoga es un ejercicio de autoconocimiento

Adriana Camargo demuestra una postura en la que usa a Jnana Mudra – Foto: Archivo personal

Hace miles de años, los sabios de la India comenzaron a estudiar los efectos en nuestros cuerpos que proporcionaba cada gesto combinado con la respiración. Los mudras canalizan un flujo de energía específico hacia una determinada zona del cerebro, que a su vez actúa a través de reflejos en los órganos sensoriales, tendones y venas de las glándulas. La práctica beneficia nuestra salud y nuestro potencial curativo.

Nuestro cuerpo, según la filosofía del yoga, es como un microcosmos compuesto por los cinco elementos que, a su vez, están relacionados con nuestros sistemas fisiológicos: Fuego (Agni), Aire (Vayu), Éter (Akasha), Tierra (Bhumi ) y Agua (Jala). Cuando estos elementos estén presentes en la proporción ideal, nuestra salud estará equilibrada. Una forma de lograr este equilibrio es a través del yoga.

Para el mudra, los dedos están relacionados con los cinco elementos. El dedo meñique representa el agua; el anillo, la tierra; el medio, el espacio; el indicador, el aire; y el pulgar, el fuego. Las combinaciones de los dedos y su posición (estirados, flexionados, etc.) permiten una amplia variedad de opciones de conexión con las energías primordiales del universo. Existen varios tipos de mudras, y cada uno tiene diferentes beneficios, según nuestras necesidades.

Enumeraré algunos de los principales mudras básicos aquí:

Jnana Mudra – Foto: Archivo personal

  • Jnana Mudra, actúa sobre el sistema nervioso: este mudra equilibra los dos hemisferios cerebrales y calma el sistema nervioso.
    Une la punta del pulgar con la punta del dedo índice, formando un círculo y estira todos los demás dedos.

Varun Mudra – Foto: Archivo personal

  • Varun Mudra, actúa sobre el sistema muscular: este mudra aumenta la flexibilidad e hidratación de los músculos.
    Une la punta del pulgar con la punta del dedo meñique y estira todos los demás dedos juntos.

Prana Mudra – Foto: Colección personal

  • Prana Mudra, actúa sobre el sistema respiratorio: este mudra facilita la expansión total y el uso completo de los pulmones y de todo el sistema respiratorio.
    Une la punta del pulgar con las puntas de los dedos meñique y anular y estira los dedos medio e índice juntos.

Kapota Mudra – Foto: Archivo personal

  • Kapota Mudra, actúa sobre el sistema cardiovascular: este mudra trae una sensación de alegría y bienestar y trabaja en la apertura del corazón a nivel emocional.
    Junta las palmas de las manos con las yemas de los dedos y abre un espacio entre ellas con los lados de los pulgares y los meñiques de ambas manos unidos.

Hakini Mudra – Foto: Archivo personal

  • Hakini Mudra, actúa sobre el sistema endocrino: este mudra genera el equilibrio de la glándula pituitaria, que se encarga de regular todo el sistema endocrino.
    Une las puntas de todos los dedos con las manos separadas.

Uttarbodhi Mudra – Foto: Archivo personal

  • Uttarbodhi Mudra, actúa sobre el sistema inmunológico: este mudra aumenta la autoestima actuando sobre el timo, aumentando la salud y mejorando el sistema inmunológico.
    Entrelaza todos los dedos hacia afuera, a excepción de los dedos índices, que se almacenarán hacia arriba y los pulgares que se almacenarán hacia abajo. Coloque este mudra en el esternón.

Realice el mudra de acuerdo con su necesidad específica durante cinco a diez minutos, inicialmente. Este tiempo se puede aumentar con la práctica. Utiliza esta herramienta milenaria para aportar más energía, salud y equilibrio en tu día a día. Pronto sentirá la diferencia en su cuerpo físico y mental.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link