Los corredores de éxito, aficionados o profesionales, suelen recuperarse más rápido de los entrenamientos y las carreras. Esto permite a este grupo afrontar mayores volúmenes e intensidades en su planificación. Es decir, pueden entrenar más duro o durante más tiempo que aquellos que no se recuperan tan rápido como la mayoría de nosotros.

La capacidad de acelerar la recuperación está relacionada con la genética, el plan de entrenamiento (tus hojas de trabajo), la estructura que tienes a tu disposición (masajes, fisioterapia, seguimiento nutricional), la edad, algunos factores de la vida diaria, como la dieta y el sueño. e historial de entrenamiento y competición.

+ La intensidad y duración del ejercicio dictan la pérdida de peso

La carrera de recuperación te ayudará a estar más alerta para tu próximo entrenamiento duro – Foto: Getty Images

Cada corredor tolera una cierta cantidad de entrenamiento durante la semana. Y las carreras de recuperación son un elemento importante de su entrenamiento, deben tomarse muy en serio. Si aceleras en los días en los que debes correr ligero, en algún momento terminarás corriendo demasiado y cederás menos en entrenamientos y carreras. Este es un error muy común entre los corredores, especialmente los principiantes talentosos y muy motivados.

Algunos no pueden entender la diferencia entre una carrera regular (que tiene como objetivo promover una estimulación adicional para mejorar su estado físico) y una de recuperación (que te ayuda a recuperarte de tu último entrenamiento duro y te hace estar más alerta para el próximo entrenamiento. difícil). Piensan que la carrera es fácil, que el cuerpo está respondiendo bien y dan un paso al frente. Pero el objetivo es precisamente ese, dejar que el cuerpo encuentre fácil la carrera y se quede ahí.

+ Puedes volver a correr antes de lo que crees

El entrenamiento regenerativo aumenta el flujo sanguíneo en las piernas y elimina los desechos metabólicos – Foto: iStock Getty Images

Las carreras regenerativas aumentan el flujo sanguíneo en la región de las piernas, y este proceso ayuda a reparar los músculos, eliminando los desechos metabólicos que deja la actividad y aumentando el suministro de nutrientes y oxígeno en esa región. Es más, al hacer su entrenamiento de manera ligera y cómoda, utiliza menos de sus reservas de carbohidratos (nuestro principal combustible para las carreras callejeras), por lo que habrá más de este nutriente disponible cuando necesite acelerar.

+ La estrategia de descanso correcto puede mejorar el entrenamiento a intervalos

Usar un monitor cardíaco puede ser una forma interesante de evitar pasarse de la raya. Pero es importante que ganes sensibilidad con el esfuerzo que estás haciendo. Quizás es esta maduración y percepción lo que te permite subir de nivel y mejorar tu carrera.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Es educador físico formado por Estácio de Sá, entrenador de carrera y triatlón desde 2006 y practicante desde hace casi 20 años. Director técnico de G-LUZ Top Team, está atento a todo lo relacionado con la fisiología del ejercicio. También habla con conocimiento empírico de quién asiste siempre a las competencias. – Foto: EuAtleta



Source link