Es innegable y ya es conocido por todas las personas los innumerables beneficios que la práctica de actividad física aporta a la salud y bienestar general. Sin embargo, al preguntarnos cómo y por qué un esfuerzo físico puede traer tantos beneficios, nos encontramos ante la falta de un conocimiento real de la población sobre el fascinante proceso que ocurrió en el cuerpo humano.

En lo que respecta al sistema nervioso, el cerebro y las cuestiones de razonamiento, hay básicamente tres aspectos muy importantes a considerar y que están directamente influenciados por la práctica de ejercicios físicos. El primero se refiere a la comprensión de las personas de los movimientos y ejercicios. Se imaginan que el ejercicio ocurre solo en el cuerpo, en los huesos, músculos, corazón, pulmones, etc. Excepto en el cerebro.

+ Ganar músculo es lo que puede transformar tu salud

El ejercicio mantiene alta la actividad cerebral, dice el entrenador – Foto: Getty Images

En realidad, la ejecución de cada movimiento la controla todo el tiempo el cerebro. Es el encargado de enviar estímulos a los músculos para que se produzca la contracción de uno, la relajación del otro, y reciba tantos estímulos que le ayuden a controlar la precisión de los movimientos, llevando el brazo hacia arriba o hacia abajo, por ejemplo.

Esta gran cantidad de estímulos que van y llegan a ciertas áreas del cerebro hacen que esas células permanezcan activas y funcionando. Por lo tanto, los movimientos y los ejercicios físicos también mantienen alta la actividad cerebral.

El segundo aspecto se refiere al equilibrio en la producción de sustancias como las hormonas, por ejemplo, lo que ocurre de forma saludable cuando la persona está activa y practica actividad física con regularidad. Este equilibrio hace que el “entorno corporal” sea un lugar saludable para que las células vivan.

El sistema circulatorio también se ve afectado por la actividad física – Foto: Getty Images

+ El estrés favorece el aumento de peso y afecta el aumento de masa

El sistema circulatorio constituye el tercer aspecto directamente influenciado por la práctica de actividad física. Las personas que hacen ejercicio con regularidad tienen este sistema eficaz. Compuesto por los vasos sanguíneos y el corazón, es responsable de transportar nutrientes y oxígeno por todo el cuerpo. El ejercicio regular ayuda a orientar estos elementos esenciales para la vida, manteniendo todas las células del cuerpo bien abastecidas y muy saludables.

Con un ambiente corporal sano, un buen aporte de nutrientes y oxígeno, y con células cerebrales activas, mediante la ejecución y control de los movimientos de las actividades físicas, tendremos un razonamiento más fácil y una mayor preservación del sistema nervioso.

Estos beneficios deberían estar mucho más extendidos. De esa manera, las personas que ya hacen ejercicio sabrían todo el bien que están haciendo no solo para su cuerpo, sino también para su mente y cerebro. Y, en el otro extremo, las personas que hoy son sedentarias tendrían aún más motivos de transformación, en la búsqueda de una vida más activa y saludable.

+ El estudio dice que caminamos poco durante el día.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Cristiano Parente es profesor y entrenador de educación física, elegido en 2014 el mejor entrenador personal del mundo en una competición internacional promovida por Life Fitness. Es CEO de Koatch Academia y World Top Trainers Certification, la primera certificación mundial para la actividad de educador físico – Foto: Arte Eu Atleta



Source link