Cada vez que corremos nuestros músculos sufren microlesiones. No son dañinos, pero forman parte de un proceso natural y esperado de actividad física. Después de dos o tres días, estas microlesiones se recuperan y el músculo está más fuerte para el siguiente entrenamiento.

Con el fin de acelerar y reducir las molestias que genera este proceso, han surgido técnicas conocidas como “recuperación”, que incluyen hielo, botas compresivas y masajes, por ejemplo. Junto con sus beneficios, estas técnicas han generado dudas sobre qué hacer realmente después de la carrera. Así que seleccioné varias situaciones prácticas para ayudarte:

Después de largos entrenamientos, los masajes y el hielo son los mejores – Foto: Eu Atleta | Arte | foto Igor Cristo

Es importante saber que lo único imprescindible e indispensable para el proceso de recuperación muscular son el tiempo y el descanso. Todo lo demás es solo un accesorio. Lo que hacen estos accesorios, en su mayor parte, es reducir las molestias, como la bota de compresión y la liberación miofascial. El masaje y el hielo, además de reducir las molestias, también reducen ligeramente el proceso inflamatorio.

Entonces, sentir menos molestias entre un entrenamiento y otro, para aquellos que están en un ciclo de entrenamiento para un maratón, por ejemplo, que tiene altos volúmenes, es de hecho muy interesante.

Objetivamente: después del entrenamiento, el masaje y el hielo son los más indicados. Pero no es esencial. Si solo puede descansar, la recuperación muscular se producirá de la misma manera.

Para los que entrenan distancias más cortas

Si no tienes un gran volumen de entrenamiento, reducir la incomodidad entre entrenamientos es positivo, pero quizás menos preocupante. Cualquier técnica de recuperación puede servir para traer bienestar, pero no será determinante para el desempeño de esa hoja de entrenamiento.

Estirarse justo después de la carrera puede aumentar el dolor muscular en el período de recuperación – Foto: Istock

No hay necesidad de estirarse

Una nueva investigación muestra que estirar inmediatamente después de correr puede aumentar el dolor muscular en el período de recuperación. Por lo tanto, el estiramiento no está indicado inmediatamente después del entrenamiento.

La liberación miofascial depende del caso

La indicación de realizar la liberación miofascial antes y después de todo entrenamiento no tiene una base científica llamativa. Esta técnica es útil para casos específicos, que realmente la necesitan. Por tanto, hacerlo o no después del entrenamiento depende de las necesidades de cada uno.

Las nuevas características y los avances tecnológicos son excelentes para el corredor. Sin embargo, suelen generar ansiedad y confusión. En esos momentos, recuerda que tu propio cuerpo está adaptado para correr y que lo simple muchas veces también funciona.

El uso de la liberación miofascial debe evaluarse caso por caso – Foto: iStock

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link