Euatleta gustavo columna luz efecto meseta (Foto: Getty Images)

Si ha estado entrenando durante algún tiempo, es posible que ya haya experimentado una fase en el
formación cuando dejó de mejorar o incluso empeoró. Se llama “efecto meseta”. Y en general, cuando llega ese momento, es el momento de observar y analizar lo que se está haciendo y tratar de establecer algunas cambios.

Cuando eres un principiante y entrenas con regularidad, es posible que tu
actuación mejora un poco cada mes. Con eso, esos libras no deseadas
También empiezo a salir. Es importante que busque objetivos y metas que sean posibles y que funcionen bien.

Pero si, aun as, ese momento de estancamiento
llegó, veamos qué puede hacer para intentar revertirlo:

– Primero, ponga la mano sobre su conciencia y asegúrese de no sabotearse, huir constantemente de dieta y usando tu hoja de cálculo de formación solo como sugerencia;

– Quizás deberías cambiar la dieta. Una consulta con un
nutricionista;

– ¿Tus entrenamientos te generan suficientes estímulos?
quemar calorías y generar adaptaciones positivas? ¿Es hora de aumentar la intensidad? ¿O te has pasado de la raya y el cansancio no te deja evolucionar? Vale la pena conversar con un entrenador.

Pero si realmente quieres disminuye tu tiempo y yendo más allá, llegar a un punto en el que dejas de mejorar puede significar, entre otras, tres cosas: has alcanzado tu máximo potencial y tu ADN no te deja ir más lejos, estás entrenando menos y llegar a la meta empieza a exigir más dedicación y el tiempo o está sobreentrenando y sobrecargando su sistema. Evalúe esto con cuidado, ya que las mejoras para aquellos que ya están más avanzados son pequeñas e incluso costosas.

Preste atención a lo que puede hacer para evitar o salir de esta zona tan incómoda:

– Si siente que está entrenando demasiado, reduzca la velocidad. Puede que necesite más tiempo para recuperación por un tiempo y el tiempo para descanso ha llegado;
– Necesitas adicional la tuya alimentación? Probablemente no pueda obtener todo lo que necesita de su dieta. También vale la pena una consulta con el nutricionista;
– Asegúrese de dormir lo suficiente para despertarse descansado y listo para las tareas del día. Puede que necesite dormir más o mejor;
– Si estás entrenando menos, quizás sea el momento de aumentar la intensidad en algunos entrenamientos o de dedicarte un poco más. Y aquí tendrás que equilibrar lo que más tendrás que entrenar con lo que será posible entrenar (dadas las tareas del día). Pero ve poco a poco, no puedes mejorar un mes en una semana. También vale la pena hablar con un entrenador.

La información y opiniones emitidas en este texto son responsabilidad exclusiva del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com

Gustavo Luz Távora (Foto: Editor de arte / EUATLETA.COM)



Source link