Creado por el alemán Joseph Pilates a principios del siglo XX, el método que tomó su nombre consiste en una serie de ejercicios realizados en el suelo o en equipos exclusivos destinados a controlar el cuerpo y conectar con la mente, proporcionando salud y calidad de vida a practicantes. Recientemente, en Brasil, a donde llegó en la década de 2000, el pilates todavía se ve como una práctica exclusiva para mujeres, personas mayores o en rehabilitación. Pero en realidad cualquiera puede beneficiarse de los seis principios desarrollados por el creador: concentración, centralización, control, respiración, precisión y fluidez.

Especialista en la técnica, la profesora Eliane Coutinho enumeró ocho beneficios principales del pilates para cualquier sexo y edad. Revisa:

+ Pilates estira, tonifica, fortalece los músculos y previene lesiones

Los beneficios de Pilates son para todos, independientemente del sexo o la edad

1. Obtenga flexibilidad

Con el tiempo, perdemos flexibilidad por falta de estimulación, lo que genera daño muscular y articular. Con un exclusivo repertorio de ejercicios que promueven un amplio rango de movimiento y estiramientos máximos, pilates estimula la ganancia de longitud muscular y en consecuencia promueve la flexibilidad necesaria para una musculatura sana, sin dolor y con pleno rendimiento funcional.

2. Gana fuerza muscular

La fuerza muscular se considera fundamental para el perfecto funcionamiento de las articulaciones, el apoyo del cuerpo, el rendimiento muscular, la marcha y el desarrollo de la motricidad del individuo, desde la niñez hasta la vejez. Pilates proporciona ganancia de fuerza de manera organizada y sin sobrecargar todos los músculos del cuerpo.

3. Estabilidad articular

Una articulación estable es una articulación sin holgura. Lo que promueve esta estabilidad articular es la fuerza de los músculos que sostienen cada articulación. Los ejercicios de Pilates promueven esta ganancia de fuerza de forma organizada, con movimientos articulares funcionales, sin compresiones, sin desgaste ni dolor.

Pilates puede ser de gran ayuda en el proceso de adelgazamiento, especialmente para las personas a las que no les gusta practicar actividades físicas, ya que es un ejercicio que se trabaja de forma continua y con baja intensidad. Debido a que está por debajo del umbral anaeróbico, el método utiliza la grasa como fuente de energía. Además, existe la posibilidad de utilizar cargas en el equipo, lo que ayuda a aumentar la masa muscular, fundamental para la pérdida de peso, que con el pilates se produce de forma sana y placentera.

+ Pilates, funcional, crossfit: cómo los corredores pueden fortalecer

5. Disminución del estrés y la ansiedad.

El ejercicio es fundamental para controlar los niveles de ansiedad, estrés y depresión, que están aumentando en la sociedad actual. A medida que pilates conecta el cuerpo con la mente durante el ejercicio, se cierran las causas de estos trastornos. Así, el beneficio es un mayor placer durante el ejercicio y una mayor producción de serotonina, mejorando la calidad de vida, la autoestima y la disminución de la ansiedad y otros trastornos psicoemocionales.

6. Coordinación y equilibrio

A lo largo de la vida, el individuo pierde la capacidad de coordinar los movimientos y el equilibrio. Esta pérdida puede deberse a enfermedades neurológicas o simplemente a la pérdida de masa muscular, llamada sarcopenia. Pilates desarrolla, entrena y rehabilita la coordinación motora, asociando movimientos de miembros superiores e inferiores, trabajando movimientos asociados, generando beneficios, como ganar coordinación y equilibrio.

7. Mejora de la respiración

El método aumenta el volumen de oxígeno a través del trabajo del diafragma y también el volumen de exhalación. Es decir, aumenta tanto la capacidad de inhalar como la capacidad de exhalar. De esta forma, todas las personas que practican pilates trabajan los músculos con mayor aporte de oxígeno. Esto tiene un gran beneficio para el metabolismo celular, disminuyendo la acidosis metabólica y los calambres, mejorando diversos trastornos respiratorios, como la bronquitis crónica, el enfisema pulmonar y el asma.

Pilates consiste en ejercicios en el suelo utilizando equipos específicos

Pilates reorganiza el eje de la columna, tratando el desequilibrio muscular, alterando la imagen postural, la debilidad y acortamiento muscular flexionando y fortaleciendo la musculatura superficial y profunda del tronco. El método trabaja dinámicamente con el repertorio original de ejercicios en el suelo y en el equipo para promover la reorganización vertebral y el reequilibrio muscular, tratando no solo los cambios posturales, sino el equilibrio entre la fuerza y ​​la flexibilidad de los músculos que sostienen la columna.