¿Has oído hablar de HIIT? Pero, ¿qué es, qué significa? El acrónimo se refiere al término en inglés Entrenamiento por intervalos de alta intensidad, es decir, entrenamiento a intervalos de alta intensidad. El deporte se ganó el corazón de muchos practicantes de actividades físicas por ser un conjunto de ejercicios rápidos que promueven un alto gasto energético. Es decir, muchas calorías quemadas en poco tiempo. Generalmente, los entrenamientos HIIT ofrecen picos cardiorrespiratorios de alta intensidad intercalados con períodos de descanso que pueden ser activos, en los que el practicante continúa moviéndose, pero a menor intensidad, o pasivos, en los que la persona permanece quieta. El entrenamiento puede ser realizado por practicantes de todos los niveles, desde principiantes hasta los más avanzados, ya que la serie se puede adaptar según la forma física. Según Edina Camargo, Doctora en Educación Física, el HIIT también está indicado para tonificar los músculos porque, además de trabajar con cardio, requiere mucho esfuerzo de varios grupos musculares, como lo demuestra el entrenador personal Lincoln Cavalcante. Preparó una serie para lectores de la Yo atleta: con un tiempo total de 10 minutos, cada ejercicio debe realizarse durante 30 segundos, con 10 segundos de descanso entre repeticiones, y cada movimiento debe repetirse dos veces. Ver el video:

El entrenador personal Lincoln Cavalcante da un entrenamiento HIIT rápido

El entrenador personal Lincoln Cavalcante da un entrenamiento HIIT rápido

  1. Quemar calorías;
  2. Mejorar la aptitud aeróbica y anaeróbica;
  3. Controle la presión arterial;
  4. Mejora la salud cardiovascular
  5. Mejorar la sensibilidad a la insulina;
  6. Regular los perfiles de colesterol;
  7. Reducir la grasa corporal;
  8. Promueve la ganancia de masa muscular.

– HIIT es un entrenamiento que colabora en fitness aeróbico y anaeróbico. Como la serie puede tener ejercicios como eructos, saltos y escaladores de montaña, al realizar estos movimientos se activan algunos grupos musculares. Es muy común que los practicantes, al realizar este entrenamiento, disminuyan el rendimiento o incluso se detengan entre una serie y otra, ya que la secuencia de ejercicios requiere una gran capacidad cardiorrespiratoria, además de músculos cansados, efecto llamado fatiga periférica. Así, el entrenamiento HIIT también contribuye al fortalecimiento de la musculatura corporal – explica Edina Camargo, miembro del consejo de la Sociedad Brasileña de Actividad Física y Salud (SBAFS).

Además de quemar calorías, el entrenamiento HIIT es una excelente opción para fortalecer los músculos y mejorar la condición cardiorrespiratoria – Foto: Freepik

Si está buscando un entrenamiento para literalmente sudar su camisa, HIIT es la mejor opción. Algunos estudiosos en el campo afirman que una clase de HIIT de 20 minutos puede promover una quema de 300 a 700 calorías, pero este gasto de energía varía mucho según el metabolismo, la condición física y la serie de ejercicios realizados por el practicante. En el caso del entrenamiento de 10 minutos, la quema es de aproximadamente 170 calorías. Edina dice que no existe una fórmula mágica y que para adelgazar se necesita disciplina, dedicación y una dieta equilibrada que resulte en un déficit calórico. Además de quemar calorías durante el ejercicio, después del entrenamiento, nuestro metabolismo sigue consumiendo calorías, según explica el médico en educación física.

– Cuando terminas un entrenamiento intenso, tu cuerpo ya ha quemado una cantidad significativa de calorías. Y después de la actividad, su cuerpo sigue quemando calorías, incluso sin hacer ejercicio. Este proceso se denomina consumo excesivo de oxígeno después del ejercicio, EPOC. Por ejemplo, piense en una plancha: cuando la apaga, todavía está caliente durante un tiempo. Lo mismo sucede con nuestro cuerpo, porque necesita equilibrar las hormonas, reponer las reservas de combustible y reparar las células y tejidos musculares dañados por el ejercicio intenso. Todo este proceso ocurre para que tu cuerpo vuelva a su estado normal y consuma calorías – explica Edina Camargo.

Sin embargo, es necesario entender que esta quema de calorías post-ejercicio es muy modesta. Camargo explica que durante este período el gasto calórico es de unas 150 y 200 calorías, es decir, unas 20 calorías por hora, como máximo. El médico en educación física también aclara que para que se produzca EPOC, los músculos necesitan trabajar hasta el punto de fatiga.

¿Existe alguna contraindicación?

Los entrenamientos HIIT requieren mucho esfuerzo por parte de los sistemas cardiovascular y respiratorio, por lo que si vives un estilo de vida completamente sedentario, es necesario un poco de cuidado antes de comenzar este tipo de entrenamiento. Los ejercicios, al ser de alta intensidad y combinados con paradas bruscas durante la ejecución, pueden provocar lesiones o incluso una gran sobrecarga en el sistema cardiorrespiratorio. Por lo tanto, se recomienda que los principiantes sean supervisados ​​por un profesional hasta que sean capaces de mejorar su estado físico.

Otro punto importante es evaluar si existe alguna patología cardíaca antes de aventurarse en HIIT. Es importante realizar estos ejercicios de forma segura solo después de una evaluación médica, que incluye exámenes. En ambos casos es necesario pasar por un período adaptativo, en el que habrá un mayor volumen de entrenamiento hasta que el cuerpo se acostumbre.



Source link