Cuando se acercan unas largas vacaciones, ¿es posible seguir entrenando? Para muchos practicantes de actividades físicas, el descanso es una buena oportunidad para entrenar más y descansar un poco mejor. Para este equipo, las vacaciones pueden ayudar en la rutina de entrenamiento. Pero también hay personas -sobre todo aquellas que aún no han podido encontrar una regularidad y rutina con el ejercicio- que sufren esta ruptura de ritmo que brindan las vacaciones. Y para estos muchachos, una buena estrategia es planificar las vacaciones y no sabotearlas.

+ ¿Quieres divertirte y quemar calorías? ¡Salta la cuerda!

Aquellos que buscan bajar de peso y reducir las medidas deben tener más cuidado, ya que un día festivo puede proporcionar mucha comida y bebida, además de eso que “mata” en el entrenamiento. Si vas a una fiesta el viernes por la noche, no te arrepientas porque no podrás levantarte temprano para entrenar. Pasa el día siguiente recuperándote con buena comida y agua y entrena por la noche. Formación no negociable, así de simple. Si quieres llegar temprano a la playa o al parque, ¿qué tal una caminata de 15 o 20 minutos (si vas a la playa, ve sobre arena suave) antes de sentarte en la silla?

Sube escaleras, haz sentadillas … ¡no te quedes quieto! – Foto: Getty Images

Caminar un poco es mucho mejor que no caminar, acelera tu metabolismo, aumenta tu gasto calórico e incluso lo hace más acelerado durante algún tiempo después del ejercicio, quemando más calorías. Una buena idea también es caminar cada cinco minutos, haciendo una serie de 10 sentadillas simples. Si lo prefiere, puede hacer flexiones o pequeños saltos (como bloque de voleibol). El objetivo aquí es mezclar las actividades y detonar las calorías.

+ Cinco ejercicios para que hagas sin salir de casa

Y si unas vacaciones para usted son sinónimo de quedarse en casa y relajarse, está bien, pero sepa que hay algunas actividades sencillas que se pueden hacer en casa. Imagina vivir en el quinto piso de un edificio, por ejemplo, usar las escaleras puede ser una excelente estrategia: puedes subir las escaleras una, dos o tantas como quieras, puedes subir dos por dos escalones, por ejemplo. Esto puede producir un entrenamiento de 10 o 15 minutos, aumentar su frecuencia cardíaca y aún hacer un gran entrenamiento para la pierna y el trasero. Otra buena idea es aprovechar el hecho de estar en casa e invertir algo de tiempo en estiramientos, puedes hacer esos básicos. Si prefiere simplemente estirarse, subir tres o cuatro pisos de escaleras o hacer algunos pequeños saltos o sentadillas antes, solo para que los músculos estén un poco más alerta y calientes, esto puede ayudar mucho.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Es educador físico formado por Estácio de Sá, entrenador de carrera y triatlón desde 2006 y practicante desde hace casi 20 años. Director técnico de G-LUZ Top Team, está atento a todo lo relacionado con la fisiología del ejercicio. También habla con conocimiento empírico de quién asiste siempre a las competencias – Foto: EuAtleta



Source link