Realizar pruebas, sea cual sea la distancia, puede ser un gran aliciente para mantener al corredor fiel al entrenamiento. Muchos de los que corren sueñan con completar un día un maratón. Pero para llegar a los 42 km, debes completar tu currículum con pruebas más pequeñas y, si no quieres, no tienes que abandonarlas. Luego, consulte información sobre las carreras de 5 km, 10 km y 21 km.

Puede convertirse en un experto a cierta distancia, no es necesario que se traslade a otra – Foto: iStock Getty Images

Son divertidos, fáciles de adaptar a la rutina y no piden mucho a cambio. Las carreras de 5 km pueden ser la puerta de entrada para los principiantes a la carrera, pero también una excelente opción para los fanáticos de la velocidad y el desafío.

Si está comenzando la carrera, regístrese para una carrera como esta de inmediato, incluso si tiene varios tramos a pie en la ruta. La experiencia merece la pena y podría ser lo que te faltaba para poner el entrenamiento en tu rutina de una vez por todas.

Esta distancia también puede ser una buena opción para aquellos que están regresando de una lesión, porque, incluso si corres carreras más largas, es bueno dar un primer paso mesurado en esta vuelta.

+ Empieza en 5km y evoluciona en la carrera

Es común que sean el siguiente paso para aquellos a los que les gustaba hacer eventos de 5km. Pero recuerde, no es necesario que corra más para ser corredor. Si lo desea, no hay problema en permanecer en las pruebas más pequeñas.

Para esa distancia, es posible que deba planificar mejor sus entrenamientos y conocer un poco más su cuerpo. Las pruebas requieren un poco más de estrategia y, por ello, es importante que prestes más atención a la alimentación y al descanso, especialmente en los días cercanos a la prueba (antes y después). El corredor de 10km, en general, ya sabe que le gusta correr, pero debe aprender aún más sobre correr y sobre sí mismo, además de comprender las limitaciones del cuerpo para mejorar el rendimiento.

Una sugerencia para comenzar los 10km es haber hecho, al menos, cuatro o cinco pruebas menores a 5, 6 u 8km.

+ Vea cómo hacer los mejores 10 km de su vida

Aquí tu esfuerzo puede ser grande y puede valer la pena. Algunos entrenamientos específicos son más exigentes y sería una buena idea que tengas al menos un año de experiencia en carreras (o un poco más). El compromiso y la disciplina con el deporte aumenta un poco y tal vez, en una fase específica de preparación, tendrás que correr al menos 30 o 35 km a la semana.

La evidencia de esta distancia requiere que se complete una estrategia, por ejemplo, colocar algunos tramos de caminata en lugares clave de la carrera. Esto puede ahorrar un poco más de energía y disminuir la ansiedad durante la carrera. Esto incluso puede resultar en una prueba más rápida.

+ Recuperarse del entrenamiento antes de una media o maratón

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Es educador físico formado por Estácio de Sá, entrenador de carrera y triatlón desde 2006 y practicante desde hace casi 20 años. Director técnico de G-LUZ Top Team, está atento a todo lo relacionado con la fisiología del ejercicio. También habla con conocimiento empírico de quién asiste siempre a las competencias. – Foto: EuAtleta



Source link