Muchos tienen el talento y el tiempo para entrenar de manera más eficiente, pero a veces son tercos, reacios a seguir una hoja de cálculo y dejan el entrenamiento en manos de alguien con mucha más experiencia. Suelo decir que cuando seguimos la guía de un buen entrenador, ahorramos tiempo y energía, porque independientemente de tu nivel de forma física y objetivo, el entrenamiento estructurado también tiene en cuenta las variables de la vida cotidiana, como el cansancio, el trabajo, el estrés y el sueño. Y al hacer pequeños ajustes en estos entrenamientos, evita entrenar en exceso y lastimarse, o entrenar muy poco y no perder peso, por ejemplo.

Si puedes, date esa oportunidad, intenta seguir una hoja de cálculo, preocúpate por seguir las propuestas y cumplir los objetivos. A través de las hojas de cálculo se abre un canal de comunicación en el que tendrás en tu mano el mejor entrenamiento para realizar en ese momento. Si le gusta la competencia, verá cómo el entrenamiento de una manera específica puede aprovechar su carrera aún más y permitir muchos récords personales por delante.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link