¿Tiene solución la flacidez del brazo femenino? A lo largo de los años, las quejas sobre tríceps flácidos son comunes, especialmente entre las mujeres. El famoso músculo del “adiós”, en la parte interna de los brazos, sufre por la acción del tiempo. Esto ocurre por dos tipos de flacidez: cutánea, cutánea y muscular. La dermatóloga Carolina Andriolo explica que el primer caso se produce por el propio mecanismo de envejecimiento, que incluye la reducción de las fibras de colágeno y elastina, provocando el adelgazamiento de la dermis. El segundo está relacionado con la pérdida de tono muscular, que comienza a producirse a partir de la tercera década de la vida y que tiene las consecuencias de reducir la masa muscular y sustituirla por tejido graso. Pero hay solución, incluso con ejercicios que ayuden a definir y fortalecer los músculos de los brazos.

– Todo esto ocurre por variables hormonales y un aumento del catabolismo, donde se favorece la degradación muscular. Es parte del envejecimiento fisiológico, pero puede verse acentuado por un estilo de vida sedentario, enseña.

El médico también dice que hay procesos que están ligados a una mayor flacidez en esta región, principalmente en personas que se han sometido a una cirugía para reducir su estómago o que han tenido una pérdida de peso muy marcada, o incluso en mujeres después del embarazo. Pero esa imagen se puede cambiar.

La disminución del colágeno y la pérdida de tono muscular se pueden minimizar con ejercicio y cambios de hábitos, además de tratamientos estéticos – Foto: Istock Getty Images

Carolina recuerda que si podemos entender las causas del brazo flácido, es posible tratarlas. En el caso del envejecimiento cutáneo intrínseco, lo importante es recordar todo lo que puede estimular la producción de un nuevo colágeno, como cambios en el estilo de vida, tratamientos dermatológicos y ejercicios específicos.

Tratamientos dermatológicos – se pueden asociar, a medida que se acumulan los resultados. Son ellos:

  • Radio frecuencia: dispositivos de varios subtipos, pero que, en general, generan energía en las capas más profundas de la piel, reorganizando las fibras de colágeno y estimulando la producción de nuevo colágeno;
  • Ultrasonido microfocalizado: algo similar, solo a través del mecanismo de ondas sonoras, que actúa de manera más profunda, llegando incluso a la capa muscular con mayor eficacia;
  • Estimuladores de colágeno, conocidos como bioestimuladores: sculptra (ácido poliláctico) y radiesse (hidroxiapatita de calcio). Son inyectables y se aplican en el brazo, generalmente con una aguja después de usar un anestésico tópico.

Hábitos – el dermatólogo recomienda evitar todo lo que pueda acentuar este envejecimiento, como:

  • De fumar;
  • Estrés;
  • La privación del sueño;
  • Alimentos ultraprocesados;
  • Exceso de azúcar.

También recomienda cuidados con la comida, que incluyen:

  • Beber abundante agua;
  • Priorizar las frutas ricas en vitamina C, que tiene acción antioxidante;
  • Come verduras, carnes rojas, legumbres, semillas oleaginosas y mariscos.

– Es decir, priorizar la “comida real” y evitar los azúcares y los alimentos procesados, que son proinflamatorios y también aumentan el estrés oxidativo. En el tratamiento de la flacidez muscular, una buena actividad de fuerza muscular ya estará combatiendo el estilo de vida sedentario y requiriendo que las fibras musculares aumenten en tamaño y número, mejorando el tono, agregó.

Actividades físicas – Con el objetivo de lograr esta buena actividad física y tonificar los brazos, el entrenador personal Tiago Maia brindó varios consejos de ejercicios que se pueden realizar tanto en casa como en el gimnasio bajo la supervisión de un profesional de la zona. Todo para acabar con la flacidez de los tríceps. Echa un vistazo a las imágenes realizadas con la modelo Lucia Helena para la Yo atleta.

– El tríceps braquial tiene una participación del 60% en la masa del brazo, por lo que es fundamental que se trabaje. Además de prevenir y evitar esa pequeña y aburrida grasa del famoso adiós, el tríceps se convierte en un músculo fundamental para el desarrollo, la ganancia de fuerza y ​​resistencia, y, finalmente, ayuda a mejorar incluso la rutina diaria – recomendó.

“El tríceps braquial tiene una participación del 60% en la masa del brazo, por lo que es fundamental que se trabaje”, explica el entrenador personal Tiago Maia – Foto: Istock Getty Images

Acuéstese sobre una colchoneta, apoyando completamente su columna y manteniendo su curvatura fisiológica preservada: sus pies deben estar bien apoyados en el suelo. Sostenga la botella con el brazo extendido y las manos alineadas con los hombros. Flexione los codos en un ángulo de 90 grados, bajando la barra justo por encima de la frente. Extienda su codo hasta que sus tríceps se contraigan tanto como sea posible.

Prueba de tríceps – Foto: Divulgación

2. Tríceps francés: variación de la huella neutra

Párese erguido con la espalda erguida, sosteniendo un biberón para mascotas con ambas manos y con los brazos extendidos por encima de la cabeza. Use un agarre neutral sosteniendo los lados de la botella con las manos cerradas. Doble los codos y baje la botella por detrás de la cabeza, hasta que los codos se doblen por completo. No abra demasiado los codos para facilitar el ejercicio, trate de mantenerlos cerca de su cabeza. Empuje la botella hacia arriba hasta que los codos estén completamente extendidos.

Tríceps francés – variación de huella neutra – Foto: Divulgación

3. Tríceps francés unilateral

Para realizar correctamente el ejercicio de tríceps francés con un biberón, debes seguir los siguientes pasos: coloca el biberón ligeramente detrás de tu cabeza. Estabiliza el hombro. Utilice el otro brazo para apoyarse desde la parte delantera de la cabeza. Flexiona el codo lo más que puedas. Extienda el brazo con la máxima amplitud, sin que encaje la articulación.

Tríceps francés unilateral – Foto: Divulgación

Siéntese en el borde de una caja o banco alto con las manos debajo de los hombros y las rodillas dobladas 90 grados. Las palmas de las manos deben colocarse firmemente en el borde del costado del banco o caja. Asegúrate de sujetarlo con fuerza. Mantén tu torso firme y comprometido, contrae tus glúteos, da unos pasos hacia adelante para que tus brazos estén completamente extendidos y soporten tu peso corporal. Luego flexione los codos bajando su cuerpo frente al banco o la caja hasta que alcance el ángulo de 90 grados. Permanezca en esta posición por un tiempo, manteniendo los codos cerca de su torso, y finalmente use la fuerza de sus tríceps para regresar a su posición inicial.

Banco de tríceps – Foto: Divulgación

5. Patada de tríceps con biberón

Tome el biberón para mascotas con una mano, inclínese hacia adelante (use su cintura) y apoye su torso apoyando su mano libre en un banco o rodilla. Comience con su brazo paralelo al piso y con el codo doblado 90 grados. Mueva la botella hacia arriba, extendiendo el brazo hasta que el codo esté completamente extendido. Controla el movimiento durante el descenso.

Patada de tríceps con botella para mascotas – Foto: Divulgación

Ejercicios para hacer en el gimnasio

1. Pruebas de tríceps en la polea

Para realizar las pruebas de tríceps en la polea, el médico debe realizar un espaciamiento anteroposterior y mantener una alineación del tronco en relación con los miembros inferiores. Las rodillas pueden mantenerse en extensión o semiflexión, mientras que la rodilla contralateral debe colocarse en flexión para mantener una buena estabilización. Tomando estas precauciones, en la secuencia el practicante realizará la extensión del codo en la fase concéntrica y la flexión del codo en la fase excéntrica del movimiento. Se trabajará la musculatura del tríceps braquial, pero otros músculos se estabilizarán.

Pruebas de tríceps en la polea – Foto: Divulgación

Frente a un dispositivo de cable ajustable, sostenga la cuerda en la posición alta, con los pulgares hacia arriba. Coloque los codos a los lados de modo que los antebrazos estén paralelos al suelo. Extienda los antebrazos hacia abajo mientras gira la cuerda hacia adentro para que las articulaciones de los dedos queden hacia el piso cuando sus brazos estén completamente extendidos. Haga una pausa y devuelva la barra a la posición inicial.

Tríceps cruzados – Foto: Divulgación

Sostenga la barra, colocándose frente a la polea. El torso debe permanecer erguido y el abdomen contraído, para tener una mejor estabilidad. Los codos deben permanecer apoyados por el torso y los hombros, inmóviles. Esto asegurará que los tríceps funcionen de manera mucho más efectiva. De manera controlada, comience a extender el codo hasta que alcance su máxima extensión, contrayendo así el tríceps. Regrese lentamente a la posición inicial flexionando el codo.

Tríceps con polea – Foto: Divulgación

Con la polea colocada en la parte más baja, inicie el movimiento doblando el torso hacia adelante y manteniendo los hombros estables y los brazos paralelos al suelo. Luego, realice el movimiento de extensión hasta la máxima contracción del tríceps y, después de eso, vuelva lentamente a la posición inicial.

Cruz de retroceso de tríceps – Foto: Divulgación

5. Tríceps inverso unilateral

Mantenga la columna recta y el torso ligeramente inclinado hacia adelante, con la polea en alto, sosteniendo el mango con el agarre supinado y el codo doblado más cerca de su cuerpo. Ésta es la posición inicial del ejercicio. Ahora, sostenga el mango con la mano supina y haga una extensión de codo con la fuerza de los tríceps hasta que los codos estén completamente extendidos. Sostenga el músculo contraído por un momento y levante el mango de manera controlada de regreso a la posición inicial.

Tríceps inverso unilateral – Foto: Divulgación



Source link