¿Sabías que existe un deporte de ballet? Fitness ballet, como se le denomina, consiste en movimientos que mezclan los pasos del ballet clásico con ejercicios típicos de gimnasia, como abdominales y sentadillas, además de movimientos realizados en gimnasia, pilates y sesiones de estiramiento. Según la bailarina y profesional de la educación física Bianca Schechner, el ballet fitness es una excelente opción para quienes prefieren una actividad física más libre, evitando la constancia y rigidez presente en el culturismo. Además, como en el ballet clásico, la modalidad ayuda con la capacidad de memoria, ya que el alumno necesita memorizar las secuencias y posiciones de brazos y piernas, además de la nomenclatura de los pasos (plié, elevé, tendu etc). Pero no es necesaria una formación previa en ballet clásico, todo el mundo puede hacerlo. Vea una clase en el video a continuación:

Bianca Schechner imparte una clase de ballet y fitness que se puede hacer en casa

Bianca Schechner imparte una clase de ballet y fitness que se puede hacer en casa

– Las clases son muy dinámicas, alternando ejercicios en la barra y en el suelo, además de ser bastante intensas, mejorando la condición física de los practicantes. Al contrario de lo que el nombre refiere, no es necesario tener conocimientos previos de ballet clásico para practicar esta modalidad, ya que los movimientos y posiciones corporales que se realizan son entrenados y absorbidos durante las clases – destaca Bianca.

Según el bailarín, las clases se caracterizan por la gran cantidad de repeticiones de movimiento y ejercicios en isometría (apoyo muscular constante). En cuanto al gasto energético, señala que puede variar de 740 a 1500 calorías, dependiendo de la duración del ejercicio. Sin embargo, Bianca destaca que esta estimación de gasto calórico se refiere a un período de 30 minutos a una hora de clase, señalando que también puede haber variación en los números según el nivel (principiante, intermedio o avanzado) del practicante.

La bailarina Bianca Schechner demuestra los movimientos del ballet fitness – Foto: Archivo personal

  1. Trabaja todos los grupos musculares;
  2. Promueve el gasto calórico de entre 740 y 1500 calorías, según el tiempo y la intensidad de la clase, contribuyendo a la pérdida de peso;
  3. No necesita accesorios especiales;
  4. Mejora la postura;
  5. Mejora el tono muscular, la definición, la fuerza y ​​la resistencia;
  6. Desarrolla flexibilidad, equilibrio, coordinación motora y capacidad respiratoria;
  7. Mejora el estado de ánimo y la autoestima.

Utilizando solo el peso del cuerpo, el ballet fitness funciona con todos los grupos musculares, como en el ballet clásico. Cabe mencionar que la práctica mejora la postura, ya que los movimientos se realizan todo el tiempo con la columna recta. Así, hay un fortalecimiento de la espalda y el pecho y una mejora en el tono, definición, fuerza y ​​resistencia muscular. Además, la modalidad proporciona un desarrollo en flexibilidad (debido a ejercicios de estiramiento), equilibrio, coordinación motora y capacidad respiratoria, además de ayudar en la pérdida de peso. En cuanto a los beneficios para la mente, es importante señalar que el ballet fitness mejora el estado de ánimo y la autoestima. Sin embargo, para lograr todos estos beneficios, Bianca Schechner indica que lo ideal es practicar el deporte dos o tres veces por semana.

– Es una actividad muy democrática, que puede ser practicada por personas de diferentes grupos de edad. Las personas desde los 14 años hasta las personas mayores, siempre que no tengan problemas articulares graves o cualquier otra restricción médica, pueden incluir el ballet fitness en su rutina de entrenamiento, señala el profesional de educación física.

Ante la medida de aislamiento social adoptada por el nuevo coronavirus, es necesario adecuar la rutina y el entorno doméstico para mantenerse activo durante la cuarentena. Además de poder usar pesas caseras para entrenar, actividades como el ballet fitness se pueden realizar fácilmente en casa. Desde clases que combinan ejercicios funcionales y aeróbicos con pasos básicos de ballet clásico, la modalidad es una excelente opción para mantener el cuerpo en movimiento en estos tiempos pandémicos. Además, los ejercicios son sencillos de realizar y no requieren experiencia previa. Es decir, cualquier persona que quiera hacer ejercicio puede practicar la actividad.

– Ballet fitness es una clase completa. Promueve la salud y el bienestar general. Es más que una actividad física, es una forma de expresión que te lleva a superar los límites y conocer mejor tu propio cuerpo – concluye la bailarina.

La bailarina Bianca Schechner demuestra los movimientos del ballet fitness – Foto: Archivo personal



Source link