Situación preocupante que puede ocurrir con mujeres deportistas o practicantes de actividades físicas en gran volumen e intensidad, la “Tríada de la mujer deportista” es un tema que requiere atención. El síndrome se caracteriza por una baja disponibilidad energética, con o sin trastorno alimentario, cambios en el ciclo menstrual y pérdida de masa ósea. Pero, ¿puede suceder lo mismo con los atletas masculinos? Después de todo, ¡el hombre no menstrúa! La respuesta es sí, existe la “tríada del deportista masculino” y es importante estar atento a los síntomas, porque la falta del signo típico, que en el caso de las mujeres es la menstruación, puede dificultar la detección del problema.

+ El entrenamiento excesivo puede causar graves problemas de salud a las mujeres

La tríada de los hombres es muy similar a la de las mujeres, con presencia de insuficiente disponibilidad energética, desmineralización ósea e hipogonadismo, con niveles reducidos de hormonas sexuales y recuento de espermatozoides, acompañada de disminución de la libido. La “tríada masculina” es mucho más común en practicantes de modalidades de resistencia, como correr y andar en bicicleta y / o que requieren un estricto control de peso, como gimnasia artística, levantadores de pesas y jinetes.

El ejercicio excesivo daña tanto a hombres como a mujeres – Foto: Istock

Desde hace algún tiempo, médicos deportivos, fisiólogos y profesionales en la materia vienen investigando la existencia de la enfermedad en deportistas masculinos y, este año, un simposio en la reunión anual del American College of Sports Medicine estuvo íntegramente dedicado al tema. Al igual que en las mujeres, los hombres afectados por el síndrome tienen una mayor fragilidad ósea, con el consecuente mayor riesgo de fracturas por estrés y trastornos reproductivos que pueden derivar en infertilidad.

+ Cómo aplicar el principio de sobrecarga en tus entrenamientos sin lastimarte

El tratamiento de la afección debe ser realizado por un equipo multidisciplinar con el fin de cubrir todos los aspectos físicos y psicológicos presentes, priorizando el ajuste dietético para que exista un aporte adecuado de energía y nutrientes y también el control del volumen e intensidad del entrenamiento.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.

Máster y Doctor en Fisiología del Ejercicio por EPM. Miembro del consejo científico de Midway Labs, profesor y coordinador del Curso de Especialización en Medicina del Deporte de la Unifesp y fisiólogo del São Paulo FC y coordinador del Departamento de Fisiología de EC Pinheiros. Miembro del Colegio Americano de Medicina Deportiva. www.drturibio.com. (Foto: EuAtleta)



Source link