El fútbol ha sido el deporte más popular en Brasil durante muchas décadas, llevando a miles de personas al estadio o al frente de la televisión con cada partido. Por no hablar de la enorme cantidad de practicantes, entre profesionales, amateurs y “jugadores de fin de semana”. La práctica del fútbol, ​​sin embargo, requiere mucho acondicionamiento físico. Para hacerse una idea, un jugador corre, en promedio, 12 kilómetros por partido, con cambios de dirección e intensidad, además de utilizar movimientos muy variados. El resultado puede variar desde hermosas jugadas hasta lesiones que pueden mantener al atleta fuera del campo por períodos cortos, largos o incluso definitivamente, dependiendo de la gravedad de la condición.

+ 5 beneficios de Pilates para jugadores de voleibol
+ 5 beneficios de pilates para corredores de montaña o trail

Incluir pilates como complemento de entrenamiento te convertirá en un jugador de fútbol más completo y aumentará tu rendimiento en la cancha – Foto: Istock Getty Images

Además del trauma resultante de los golpes entre jugadores, los problemas más comunes están relacionados con la explosión muscular y los movimientos de rotación, especialmente en los muslos, rodillas y tobillos. Esguinces, moretones, estiramientos y tendinitis, por ejemplo, son palabras relativamente comunes en el mundo del fútbol. Es necesario, por tanto, para evitar este tipo de lesiones, una buena preparación también fuera del terreno de juego. Trabajar bien su cuerpo y su mente reduce sustancialmente la frecuencia y gravedad de estos contratiempos. Una buena actividad complementaria, tanto para profesionales como para los que acaban de jugar ese partido de fin de semana, es Pilates. Estos son algunos de sus beneficios para los futbolistas y peladeiros de turno:

  1. Fortalece y estira todos los músculos que sostienen la columna (el core o casa de energía), mejorando la conciencia postural y la alineación, la potencia y eficiencia de las patadas;
  2. Incrementa la resistencia, a través de la mejora de la capacidad respiratoria, que se trabaja de manera correcta en cada uno de los ejercicios;
  3. Mejora la resistencia muscular, ayudando al atleta a permanecer más tiempo en el campo y moverse;
  4. Trabaja estratégicamente el fortalecimiento, la flexibilidad y el estiramiento muscular y articular, respetando las características y limitaciones de cada persona, para mejorar la calidad de los movimientos y reducir el desgaste físico;
  5. Ayuda a prevenir y recuperarse de lesiones;
  6. Mejora la concentración y la coordinación motora, proporcionando al jugador una visión más estratégica y pases más precisos durante los partidos;
  7. Trabaja la precisión de los movimientos y mejora la técnica del gesto deportivo.

En conclusión, incluir pilates como complemento de entrenamiento te convertirá en un deportista más completo y aumentará tu rendimiento en la cancha.

* La información y opiniones emitidas en este texto son de exclusiva responsabilidad del autor, y no necesariamente corresponden al punto de vista de Globoesporte.com / EuAtleta.com.



Source link